Antes de invertir tiempo y dinero en cambiar el decorado de las habitaciones e tu hogar, es necesario que establezcas el estilo que deseas que predomine en cada una de ellas. Anteriormente, lo grandes decoradores e interioristas buscaban que en los hogares hubiese un estilo uniforme. Sin embargo, se ha comprobado con el tiempo que esta decoración única termina cansando a sus habitantes y produciendo un grado de apatía y estrés. Por lo que en la actualidad la tendencia es apostar por un estilo más ecléctico, pero no exageres con las combinaciones, porque libertad no significa libertinaje, así que aun debes establecer los factores básicos de cualquier decoración y sobre todo si piensas usar en tu proceso de remodelación paneles decorativos.

 

Ilustración 1 Tema para decorar con paneles decorativos

Factores para lograr una hermosa decoración.

 

Para logar una buena decoración de interiores hay que tomar en cuenta varios elementos que en ocasiones son bastante obvios como la paleta de colores, los estampados de los muebles, el decorado de las paredes, entre otros. Pero también hay elementos que se nos escapan a simple vista, como el potencial de la iluminación natural de la habitación, las fuentes de ventilación, las formas predominantes de la estructura y los pequeños accesorios decorativos que pueden marcar la diferencia dentro de un estilo en particular.

Veamos cada uno de ellos a más detalles:

Elementos para elegir un tema en la decoración con paneles decorativos.

·         Elección de la paleta de colores para el establecer el estilo con paneles decorativos: La paleta de colores son las tonalidades que integrarán tu espacio de decoración. Cada estilo decorativo tiene su propia paleta de colores predefinidos. Por ejemplo, el estilo nórdico busca espacios gélidos, por lo cual los colores predominantes serán los fríos como azules, blancos, violetas y verdosos. Para este tipo de decorado frío los paneles ideales son los que se asemejan a la piedra. Por el contrario, si buscamos una decoración de tipo étnica, llena de colorido, pero también de piezas artesanales y rusticas, los paneles decorativos ideales son los de madera, contrastando con colores terrosos como el ocre, el ladrillo y el mostaza.

  • Texturas y estampados con paneles decorativos: Las texturas no solo se refiere a los tipos de telas que elijamos para rellenar los espacios de nuestro hogar, también se refiere al acabado de las paredes. Así que al momento de elegir nuestros paneles debemos tener presente que sensación visual queremos crear. Si buscamos paredes que rememoren el arte clásico griego o romano, pues optaremos por paneles de yeso o de poliuretano que asemejen el yeso. Sobre todo si estos presentan relieves en 3D con acabados complejos como siluetas humanas o ornamentos florales. Por el contrario, si lo que se quiere es crear un decorado tipo industrial, moderno o muy pop up, se puede optar por un revestimiento de ladrillos o para aquellos que les gustan los colores fuertes, usar paneles fotográficos con un montaje del rostro de Marilyn elaborado por el grandioso Andy Warhol o cualquier otro tema mucho más actual.

 

Ilustración 2 La textura y los estampados deben ser mínimos

  • Iluminación de la habitación: Cuando hablamos de la iluminación, nos referimos tanto a la luz natural o proveniente del sol y la luz artificial o eléctrica. Ambas cobran una gran importancia a nivel estético, porque tienden a afectar la percepción visual de las personas que harán vida en ese ambiente. Si la habitación es pequeña pero con amplias ventana, se puede sacar provecho a la iluminación con paneles de colores claros o de piedra pulida. Si tiene el techo muy bajo y con grandes lámparas de araña, se puede ganar altitud nivel visual colocando tablones de madera de forma vertical, aunque esto también hará que el cuarto se estreche un poco. Si lo que se desea es generar un espacio más íntimo, se puede colocar ladrillo o un diseño pictórico de lo más abstracto e intrincado de paneles acústicos que garanticen una comunicación eficiente, pero también resguarden las conversaciones de curiosos.
  • Uso de plantas: Las flores y arbustos, portan un acabado más natural a los espacios, aunque mayormente se encuentran en el exterior, también se tienden a poner cerca de las ventanas y en algunos rincones del hogar. En los jardines se hacen uso de paneles ocultos que permiten a las plantas trepadoras abrirse camino y crear composiciones hermosas que logran embellecer el lugar. Para el interior de la casa, existen pequeños paneles con salientes, que tienen doble función, una es crear un diseño geométrico complejo pero hermoso y otro es de hacer de materos aéreos para crear tu propio jardín colgante en la pared de tu vivienda.
  • Ventilación natural: Toda obra arquitectónica cuenta con ventilación natural, son esas corrientes que se abren paso por tu hogar, pero gracias a los túneles creados por la misma estructura. Cuando decoramos con paneles debemos tomar en cuenta estas corrientes de aire, no solo para evitar obstruirlas, sino, porque también estas son las que transportan la humedad al interior de la habitación y muchos paneles en especial los de madera, pueden deteriorarse, agrietarse o podrirse producto del contacto prolongado con los cambios climáticos del medio ambiente.

 

Ilustración 3 La iluminación y la ventilación son factores importantes al decorar con paneles

Cómo mezclar temas en la decoración con paneles decorativos, paso a paso.

 

Ya te hemos dicho que la tendencia actual va más hacia lo ecléctico, es decir, a la mezcla y fusión de estilos decorativos, pero no todo vale. Una forma de evitar desastres es repasar los elementos básicos que ya hemos nombrado más arriba, pero estos elementos no te aseguran el éxito, ni mucho menos. Para lograr que tu casa, habitación u oficina sea la envidia de todos y que los paneles decorativos que colocaste en tu pared de fondo resalten y creen un ambiente especial, pues entonces tendrás que seguir esta serie de sencillos pasos aconsejados por los mejores decoradores e interioristas del mundo.

  1. Planifica: A menos de que ya tu casa tenga un estilo definido, eso de comprar por impulsos o enamoramientos no es válido. Porque a la final terminaras acumulando una gran cantidad de objetos que no estarán en armonía el uno con el otro y tu casa se convertirá en un mercado de pulgas más que en un paraíso exótico. Para evitar esto, lo mejor es consultar varios catálogos de decoración y reunir ideas de sitios web como Pinterest por ejemplo. Así sabrás de antemano que artículos comprar, cuales son los colores de tu paleta de decoración y cuáles son las figuras predominantes en tus accesorios.
  2. Siempre elije un estilo predominante: Antes de realizar una mezcla de estilos, debes elegir un tema predominante porque este será la columna vertebral de toda tu remodelación, los demás solo servirán de acompañamiento y deberán contrastar con las siluetas, colores y composición del principal. Eso sí, cuando coloques una de estas piezas que no corresponden con el decorado principal, deberás ubicarlo en un sitio especial, donde cobre el protagonismo que merece. Para lograr que destaque puedes usar tres métodos. El primero es colocarlo en alto, que sobresalga de entre todos los demás adornos. El segundo es usar la iluminación para hacer destacar la pieza decorativa, en el caso de los paneles una buena manera de que destaque es disponer de pequeñas bombillas sobre el mismo. Y el tercero es dejando espacios vacíos a su alrededor.
  3. Pocos muebles: Cuando combinamos estilos no se debe sobrecargar el ambiente con una amplitud de mueble, porque ya es suficiente con la variedad de accesorios propios de cada temática. Normalmente cuando se combinan tendencias, los objetos que se aconsejan comprar son cajones, cofres, lámparas, espejos y cuadros. Estos pequeños detalles ayudarán a dar ese look que buscamos sin excedernos en la decoración y además, los espacios amplios hacen que los lugares se vean mucho más ordenados y elegantes. Tantos para los que hacemos vida en el hogar, como para los invitados esporádicos.

 

Ilustración 4 Usa pocos muebles cuando combines temas de decoración

  1. Vete a los extremos, nada de puntos medios: Si te vas por esta tendencia ecléctica, entonces tienes que aprender que al unir estilos debes optar por aquellos que son completamente opuestos pero armonizan de una manera casi mágica. Por ejemplo, el estilo clásico con detalles exóticos de la India o lo romántico e industrial o quizás algo mucho más raro, como lo puede ser un ambiente rústico, con abstraccionismo moderno. La razón de usar tendencias tan dispares es descubrir tu estilo y no limitarte una sola línea de accesorios que a la final se mimeticen unos con los otros.
  2. Pocos colores y estampados: Aquí el color tiene la función de unificar estilos, por lo general se mantiene como tono predominante el blanco, pero también se puede jugar con un tono neutro como los terrosos o un tono propio del lugar, por ejemplo usar el color azul en una casa de playa. En cuanto a los estampados, deben minimizarse al máximo, ya que estaremos en presencia de una variedad de culturas y elementos que en algunos casos podría parecer antagónicos y desentonar uno con otros. Si desea hacer uso de estampados puedes utilizarlos en detalles puntuales como cojines, pañuelos, cortinas y hasta manteles, pero evítalos en la tapicería de los muebles.